middle middle
  • Nederlands
  • English
  • Deutsch
  • Français
  • Español
  • 한국어

SIAP es exclusivo entre los sistemas acústicos electrónicos:

SIAP cuenta con seis importantes características diferenciadoras del resto de sistemas para la acústica variable. Dado que solo se aplican procedimientos naturales, podemos decir con certeza que SIAP es auténtica arquitectura electrónica.

      1. La resonancia de SIAP es resonancia auténtica. La reverberación inducida se compone de reflexiones realizadas de manera natural (digitalmente). La reverberación inducida es estructurada por el sistema a partir de las reflexiones del sonido tal y como sucede en la acústica natural. El procesador de SIAP genera cada reflexión del sonido por separado; por lo tanto, una no es la repetición de la anterior con algunas adaptaciones. Para complementar la falta de reflexiones, el procesador de SIAP dispone de un gran número de canales autónomos; para cada sala se establece un patrón propio de reflexiones a la medida. Los altavoces de SIAP devuelven el patrón de reflexiones completo: las reflexiones tempranas y tardías forman una acústica «camuflada». No hay altavoces de reflexiones tempranas por separado ni altavoces de reverberación.

 

      1. SIAP tiene el control absoluto de su procedimiento. Por ejemplo: el tiempo de reverberación establecido es, en cualquier configuración, igual al tiempo deseado de reverberación en la sala para su uso correspondiente. Por ejemplo, un tiempo de reverberación de dos segundos en el procesador (para música sinfónica) significa que el tiempo de reverberación medido en la sala es de dos segundos igualmente. En otras palabras, SIAP tiene el control absoluto de la acústica adaptada de la sala. De esta manera, para cualquier uso específico (ya sea hablado, con música de cámara, orquesta, coro, etc.), el sistema SIAP complementa con las reflexiones del sonido y con las reflexiones naturales de paredes, techo, suelo y cosas por el estilo la acústica deseada. Por lo que surge una acústica total y, por lo tanto, la suma de reverberación no es un «efecto» audible individual. Con otras palabras, se conserva el carácter exclusivo de la sala mientras se confecciona la acústica óptima para su uso correspondiente en cada momento.

 

      1. La acústica de la sala y la complementación de SIAP encajan de forma inalámbrica la una con la otra como una sola unidad. El sistema SIAP complementa la acústica de la sala, no sobrepone una acústica completa a esta..

 

      1. SIAP no utiliza la recirculación de la resonancia de la sala en el sistema. La recirculación no se da en la acústica natural y por tanto conduciría a una coloración (timbre) no deseada. Además, la aplicación de la recirculación del sonido de los altavoces retornaría a los micrófonos y ocasionaría una coloración no deseada, un eco metálico. Gracias a la falta de recirculación, la acústica no se ve afectada por la ocupación de la sala (con o sin público).

 

      1. SIAP genera reverberación constante de tiempo, de modo que no pueden surgir oscilaciones o algo semejante en la acústica. Constante de tiempo significa, entre otras cosas, que SIAP es «compatible con el piano». A diferencia de los sistemas que utilizan variación en el tiempo, donde las «reflexiones» producidas en el tiempo oscilan (modificación continua del cambio de tonalidad). Por ello se propone un número mayor de reflexiones del sonido, lo que supone a su vez un medio para limitar los riesgos de la deformación de este. La variación en el tiempo conduce a un sonido chirriante durante el sonido de las cuerdas y a una resonancia bastante turbia y degradada. Por ello para la audición se varía la forma y dimensiones de la sala durante la música. En realidad, en una sala, las reflexiones del sonido no tienen de manera natural un retardo de tiempo variable, sino fijo, que viene determinado por la forma de la sala (anchura, profundidad, altura; superficies difusas, decoración, absorción del sonido de los materiales de la propia sala, y otro tipo de cosas semejantes). Dado que el sistema de SIAP es constante de tiempo, la reverberación conserva la claridad del sonido como la que caracteriza a las buenas salas de conciertos y no hay riesgo de que se produzcan degradaciones del sonido osciladas como, por ejemplo, las de las cuerdas del piano que tienen su propio comportamiento sonoro. Asimismo, SIAP tiene para personas con un oído absoluto (pianistas, afinadores de pianos) un sonido natural: para estas personas no es necesario desconectar el sistema. Afortunadamente, semejante variación en el tiempo no se da en la acústica natural. Músicos y oyentes críticos, sobre todo aquellos que poseen un «oído absoluto», resultan ser más susceptibles a ello.

 

      1. SIAP se encarga de conservar el equilibrio natural de la fuente a través de un procedimiento natural y la correcta ubicación y timbre de la fuente sobre el escenario (instrumentos, cantantes, actores).

 

    1. SIAP no conoce problemas con la deformidad del sonido… El procedimiento es por sí mismo acústicamente estable y no colorea el sonido (carece de timbre).
Middle